La esperanza de vida en España se sitúa en los 80,2

La esperanza de vida en España se sitúa en los 80,2 años, según el Informe del Sistema Nacional de Salud 2007

  • Presentado en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS)
  • Según este informe anual, que cumple su quinta edición, la población española en enero del pasado año era de más de 45 millones de personas, con un crecimiento poblacional del 11,6% en los últimos 7 años
  • Las enfermedades cardiovasculares se mantienen como la primera causa de muerte en España (32,51% del total de las defunciones)
  • A pesar de que la esperanza de vida es mayor en las mujeres que en los hombres, las primeras padecen enfermedades crónicas antes que los hombres y perciben peor su salud general
  • El informe recoge también los datos de la última Encuesta Nacional de Salud, que indica que el 70% de la población española percibe su estado de salud como bueno o muy bueno

26 de noviembre de 2008. La esperanza de vida al nacer en España es de 80,23 años (76,96 en los hombres y 83,48 en las mujeres). Este dato es la primera vez que se recoge en el Informe Anual del Sistema Nacional de Salud 2007, realizado por el Observatorio del SNS y presentado hoy en el Pleno del Consejo Interterritorial. Según este dato, la esperanza de vida en España sería 6 años mayor que la del resto de habitantes de la Unión Europea.

Según este informe, que cumple su quinta edición, a 1 de enero de 2007 la población residente en España era de 45,2 millones de habitantes, con un crecimiento poblacional del 11,6% en el periodo 2000-2007. La fecundidad en España prosigue su recuperación y alcanza su valor más elevado desde 1990, con una edad media de maternidad de 30,9 años.

Del total de habitantes, el 10% de la población empadronada es extranjero (4,5 millones) y los nacimientos de madres extranjeras supusieron en 2007 el 18,9% del total (un 16,4% más que el año anterior).

A pesar de que la esperanza de vida es mayor en las mujeres, éstas perciben peor su salud general, ya que padecen durante más tiempo discapacidades y sufren antes que los hombres las enfermedades crónicas. De hecho, el número de años que pasan las mujeres sin sufrir una enfermedad crónica es de 38, mientras que en los hombres es de 41. Además, con buena salud las mujeres viven algo más de 58 años, mientras que los hombres llegan casi a los 60.

Entre las posibles causas de esta desigualdad podría citarse la merma en la salud de las mujeres producida por la sobrecarga de trabajo, la falta de tiempo libre, los empleos repetitivos y de escaso reconocimiento social, junto con las situaciones de dependencia económica.

El informe se hace eco de los datos de la última Encuesta Nacional de Salud, según los cuales el 70% de la población española percibe su estado de salud como bueno o muy bueno. Estos datos se refuerzan con los ofrecidos por el último Barómetro Sanitario, presentado en julio por el ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, según los cuales el 67,4% de la población opina que el Sistema Nacional de Salud funciona bien.

CAUSAS DE FALLECIMIENTO Y HOSPITALIZACIÓN

Las enfermedades cardiovasculares se mantienen como la primera causa de muerte en la población española, con un 32,51% de las defunciones. Tras éstas se sitúan los procesos cancerosos y las enfermedades del sistema respiratorio.

Entre las enfermedades que están aumentando, el informe destaca el ascenso de la mortandad por Alhzeimer y la hipertensión. Por el contrario, entre las causas de muerte que más descienden se sitúan los accidentes de tráfico.

Por lo que respecta a las causas de hospitalización, entre las mujeres, las más comunes son los episodios de embarazo, parto y puerperio (24,6%). Le siguen las enfermedades del aparato circulatorio (10,4%), las del aparato digestivo (9,6%), los tumores (7,7%) y las enfermedades del aparato respiratorio (7,5%).

En los hombres, la primera causa de hospitalización es la relacionada con las enfermedades del aparato circulatorio (15,3%). Por detrás se sitúan las enfermedades del aparato digestivo (14,8), las del aparato respiratorio (13,2), las lesiones e intoxicaciones (10) y los tumores (9,6).

Según el informe, la edad media de las altas hospitalarias se sitúa en 51 años (53 en los hombres y 49 en las mujeres). Las personas de 85 y más años representaron el 6,3% del total de las altas hospitalarias en 2006.

COHESIÓN Y EQUIDAD SANITARIA

El informe también destaca los esfuerzos de las Comunidades Autónomas por mantener, reforzar y desarrollar la cohesión y calidad en el SNS. De este modo, indica que el contenido de las prestaciones sanitarias autonómicas en cada una de las CCAA tiende a la asimilación por parte de las demás, de forma que se terminan generalizando las nuevas prestaciones que no figuraban inicialmente en la Cartera de Servicios Comunes del SNS.

También se resalta el esfuerzo de las CCAA por innovar desde el punto de vista sanitario en tres grandes ámbitos: la promoción de la salud, la prevención de la enfermedad y la gestión de los servicios sanitarios. En este sentido, el documento constata el incremento de las actuaciones dirigidas a conseguir una mayor equidad de género en la atención a la salud y a la atención a la salud de la población inmigrante.

En el ámbito de los sistemas de información, el informe destaca el uso de la Historia de Salud Digital única y compartida para el desarrollo de programas o actuaciones de coordinación entre atención primaria y especializada. Del mismo modo, otro avance importante en este terreno es la incorporación de módulos de prescripción con recomendaciones de una guía terapéutica común para mejorar la prescripción y dispensación de medicamentos.

En cuanto a investigación, casi todas las CCAA se han beneficiado del Fondo de Investigación Sanitaria (FIS) en sus distintas modalidades y la actividad investigadora en las CCAA se ha desarrollado principalmente en centros hospitalarios y universidades.

El informe del SNS también recalca la constitución en 2007 del Foro Abierto de Salud como instrumento de participación global de los pacientes en el Sistema Nacional de Salud, así como los esfuerzos de las distintas CCAA para favorecer la participación y de los usuarios en el sistema sanitario y su accesibilidad mediante la aplicación de nuevas tecnologías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario