Sanidad y las CCAA impulsan la prevención de efectos adversos de medicamentos, infecciones y procedimientos quirúrgicos

Sanidad y las CCAA impulsan la prevención de efectos adversos de medicamentos, infecciones y procedimientos quirúrgicos

  • Soria inaugura la IV Conferencia Internacional de Seguridad del Paciente
  • El objetivo es mejorar la seguridad de los pacientes mediante la aplicación de prácticas clínicas seguras recomendadas internacionalmente
  • Según el estudio ENEAS, que mide la incidencia de los efectos adversos ligados a la hospitalización, cuatro de cada 10 efectos adversos asociados a la atención sanitaria serían evitables aplicando prácticas clínicas seguras que el Ministerio viene impulsando desde el año 2006 mediante convenios con las CCAA
  • Según el estudio APEAS, realizado en la atención primaria con la participación de 48 centros de salud de distintas CCAA, la frecuencia de efectos adversos es de 11,2 por mil, pudiendo ser el 70% de ellos prevenibles
  • El Ministerio ha puesto en marcha también el estudio ENEAS II, prolongación de la primera edición, para reforzar la vigilancia y monitorización de la seguridad de los pacientes
  • El ministro anuncia la puesta en marcha de la herramienta ‘Excelencia Clínica’, un metabuscador que facilita el acceso, en español y en inglés, a la mejor evidencia disponible sobre la práctica clínica.

25 de noviembre de 2008. Disminuir los riesgos a los que se enfrentan los pacientes y lograr una atención sanitaria más segura. Éste es uno de los retos a los que el Ministerio de Sanidad y Consumo quiere dar respuesta impulsando la prevención de efectos adversos en el ámbito sanitario. Así lo ha puesto hoy de manifiesto el ministro de Sanidad y Consumo Bernat Soria, en la inauguración de la IV Conferencia Internacional de Seguridad del Paciente.

Bajo el lema Buscando las mejores prácticas clínicas para una atención sanitaria más segura, esta conferencia reúne en Madrid a especialistas de una veintena de países que pondrán en común los pilares de las políticas de seguridad de los pacientes.

En este campo España se ha convertido, como ha recordado el ministro, en una referencia internacional, “por las acciones estratégicas desarrolladas para la promoción de prácticas seguras en el SNS”. Los estudios internacionales muestran que aproximadamente el 10% de los pacientes que acuden a un hospital sufren un efecto adverso como consecuencia de la atención sanitaria, complicaciones que podrían haber sido evitadas en alrededor de un 50%. Los mismos estudios indican que esas complicaciones o efectos adversos se explican por la complejidad cada vez mayor de la atención sanitaria.

Estos datos coinciden con los obtenidos en España por el Estudio ENEAS (Estudio Nacional de Efectos Adversos), promovido por el Ministerio de Sanidad y Consumo en 2006 y considerado el segundo estudio más completo elaborado en Europa sobre esta materia y el quinto del mundo.

El ENEAS establece que la incidencia de efectos adversos relacionados con la asistencia hospitalaria es del 9,3%, de los que casi el 43% serían evitables. Estos datos coinciden con los registrados en los países más avanzados en la materia, como Reino Unido, Francia, Dinamarca, Nueva Zelanda o Canadá.

Dados los buenos resultados obtenidos por el Estudio ENEAS, el Ministerio de Sanidad y Consumo decidió dar un paso más y realizó también el estudio APEAS para evaluar la frecuencia de los efectos adversos en atención primaria. Según este estudio, realizado en 2007 en 48 centros de salud de distintas CCAA, la frecuencia de efectos adversos en atención primaria es de 11,2 por mil, siendo prevenibles el 70%.

En esta línea de investigación y mejora en prácticas de seguridad del paciente, el Ministerio ha iniciado una segunda edición del estudio ENEAS (ENEAS II) que tiene por objetivo reforzar la vigilancia y la monitorización de la seguridad de los pacientes en los hospitales. Este estudio está en su última fase y se espera que sus resultados puedan conocerse próximamente.

INICIATIVAS INTERNACIONALES

Asimismo, en esta línea de mejorar la información para poder diseñar herramientas o estrategias que mejoren la seguridad de los usuarios, el Ministerio participa en varias iniciativas internacionales:

 El Estudio IBEAS, con la OMS y la OPS (Organización Panamericana de la Salud) para determinar los efectos adversos asociados a la atención hospitalaria en la asistencia sanitaria en cinco países latinoamericanos (Argentina, Colombia, Costa Rica, México y Perú).
 Participación como socio activo en el proyecto europeo EUNETPAS, financiado por DG SANCO y liderado por Francia, para promover la colaboración en seguridad de pacientes entre los 27 estados miembros
 Participación en el grupo de indicadores de calidad de la atención sanitaria (Health Care Quality Indicators Project), con la OCDE.
 También se trabaja en el grupo técnico del Grupo de Alto Nivel de la Comisión Europea para coordinar las estrategias en Seguridad del Paciente en la UE.

MARGEN DE MEJORA CON MEDIDAS SENCILLAS

Un porcentaje importante de daños ocasionados por los sistemas sanitarios sería prevenible con prácticas clínicas sencillas. Ése es el objetivo que persiguen los convenios específicos firmados con las Comunidades Autónomas para mejorar la seguridad de los pacientes.

Estos acuerdos abordan diferentes aspectos, entre ellos:

  • La higiene de manos como el mejor método para prevenir las infecciones.
  • La identificación inequívoca de los pacientes ingresados.
  • Y la aplicación de prácticas clínicas recomendadas para la prevención de efectos adversos asociados a:
    o el uso de medicamentos,
    o la infección asociada al cuidado sanitario,
    o los procedimientos quirúrgicos,
    o los cuidados enfermeros,
    o la atención a la madre y el recién nacido
    o y el cuidado a pacientes crónicos y terminales, entre otros.

NUEVA HERRAMIENTA

Otra de las medidas anunciadas por el ministro de Sanidad y Consumo es la creación y puesta en funcionamiento de una nueva herramienta desarrollada por la Agencia de Calidad del Ministerio de Sanidad y Consumo, que tiene como objetivo “facilitar el acceso a la mejor evidencia disponible para respaldar la práctica clínica”, y mejorar así la seguridad del paciente y la calidad de los tratamientos.

Se trata de Excelencia clínica, un metabuscador de información sobre evidencia en salud, en español e inglés, que estará disponible a través de la página web de Seguridad del Paciente (www.seguridaddelpaciente.es y www.excelenciaclinica.net).

Además, Soria ha recordado que la seguridad del paciente es una línea prioritaria de las convocatorias de investigación del Ministerio, con una dotación extraordinaria en 2007 de 4,5 millones de euros. Esto ha permitido duplicar los proyectos presentados en seguridad.

El ministro también ha destacado que más de 140 sociedades científicas en España han suscrito la Declaración de los profesionales por la Seguridad, y 26 asociaciones de pacientes y consumidores suscribieron el año pasado la Declaración de los pacientes por la seguridad de los Pacientes, lo que demuestra el compromiso de todos los sectores implicados y su preocupación por el bienestar del paciente.

“Son muchas las actividades llevadas a cabo para la aplicación de prácticas seguras en nuestro Sistema Nacional de Salud, gracias al consenso, la colaboración y la sinergia con las Comunidades Autónomas, sociedades científicas y universidades”, ha asegurado el ministro.

ATENCIÓN SANITARIA MÁS SEGURA

Organizada por el Ministerio de Sanidad y Consumo a través de la Agencia de Calidad del SNS, la IV Conferencia Internacional de Seguridad del Paciente tiene un enfoque eminentemente práctico, con intercambio de experiencias en materia de seguridad del paciente, así como nuevas técnicas e investigaciones, a cargo de expertos de una veintena de países.

Durante los dos días que dura la Conferencia está prevista la asistencia de cerca de 1.200 personas, entre profesionales sanitarios, usuarios, miembros de asociaciones de consumidores y pacientes.

La conferencia se ha diseñado con una estructura de cinco núcleos temáticos:

• La cirugía segura salva vidas.
• Investigación en el marco de la Estrategia de Salud.
• Cultura.
• Formación.
• Experiencias en la aplicación de prácticas seguras.

A lo largo de dos intensas jornadas, expertos internacionales de diferentes países (Philip Hansen, del Patient Safety Institute de Canadá; Krisha Moorthy, del Imperial College Healthcare del Reino Unido, o Edward Kelley, de la Organización Mundial de la Salud), presentarán sus experiencias y propuestas para conseguir una atención sanitaria más segura.

Las distintas mesas temáticas contarán con la presencia de reconocidos expertos españoles de diferentes Comunidades Autónomas, que presentarán experiencias concretas en los distintos ámbitos de la atención sanitaria desde una perspectiva multidisciplinar, desarrolladas en el marco de la Estrategia de Seguridad del Paciente del Sistema Nacional de Salud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario