Uno de cada cuatro españoles utiliza estimuladores en sus relaciones de pareja



• 7 de cada 10 encuestados creen que la utilización de “estimuladores” podría ayudar a conocer mejor a su pareja íntimamente, aunque un 66,7% de los mismos manifestaron no haber utilizado nunca ninguno.
• El temor a que la pareja se sienta desplazada, sus formas demasiado explícitas y la vergüenza de entrar en los establecimientos donde se venden, son sus principales frenos.
• Los españoles consideran muy importantes los “juegos” o “preliminares” (56,3%) en sus relaciones íntimas, de hecho, casi la mitad dedica como media entre 15 y 30 minutos a estas prácticas.

Masajeadores íntimos

Madrid, España – Un 25,6% de los españoles ha utilizado alguna vez estimuladores durante sus relaciones íntimas y, de los que nunca los han usado, a un 37,2% le gustaría probarlos con su pareja en un futuro. Son datos que se desprenden de la encuesta “Los españoles y las relaciones de pareja”, elaborada por la empresa Ciao para Philips, entre más de 2.000 hombres y mujeres de nuestro país, con edades comprendidas entre los 18 y los 50 años. Por regiones, los más asiduos a este tipo de productos son los baleares (33,3%) y los que menos los riojanos (7%).


Según este estudio, el español medio hace el amor una o dos veces por semana (38,2%) -aunque el 11,3% de los vascos declara hacerlo más de cinco veces a la semana y un tercio de los cántabros lo hacen menos de una vez al mes-, en ocasiones planifica los encuentros sexuales con antelación (37,3%) y su momento preferido para practicar sexo es por las noches, justo antes de dormir (44,4%) -si bien más de la mitad de los extremeños lo hace en cualquier momento del día o de la noche-.
Cualquier día de la semana es bueno para la actividad sexual (53%), pero son muchos quienes eligen los fines de semana y festivos para llevarla a cabo (44,2%) y su mayor fantasía sexual sería mantener relaciones en algún lugar prohibido o poco usual (65,7%).

Nunca se es demasiado mayor para jugar…
Los españoles consideran muy importantes los “juegos” o “preliminares” (56,3%), sobre todo las mujeres (60%) y los riojanos (78,6%); además, esta importancia aumenta con la edad hasta alcanzar un 62,3% en el caso de los encuestados de entre 40 y 50 años. De hecho, casi la mitad de los españoles dedican como media entre 15 y 30 minutos a estas prácticas. En este sentido destacan los extremeños, pues uno de cada cuatro emplea más de 30 minutos.


Las actividades preferidas de los españoles son las caricias (92,4%), los besos en la boca (89,5%) o en el cuerpo (84,7%), seguidos de la estimulación genital (78%) y de los masajes (46%). Resulta curioso que, a mayor edad, más masajes se practican, pues la mitad de los españoles en la cuarentena los dan y reciben durante su actividad sexual. De aquellas personas que no los practican habitualmente, a una cuarta parte le gustaría incorporarlos a sus juegos, sobre todo las mujeres (30,2%).


Una buena ambientación también es fundamental en las relaciones íntimas; de hecho, los elementos preferidos por los españoles para “entrar en situación” son la iluminación especial (62,7%), seguida del uso de aromas (incienso, perfumes…), que emplea un 43,2% de los encuestados. Sin embargo, son muchos los que van más allá mediante la utilización de aceite de masaje o cremas (41,7%), ropa o lencería erótica (39,6%), o el uso de comida o bebida –nata, mermelada, fresas…- (38,5%).

Enriquecer las relaciones sexuales
Según la encuesta de Philips, a pesar de que la gran mayoría de los encuestados (69,6%) creen que la utilización de “estimuladores” puede ayudar a conocer mejor la sexualidad de su pareja -y por lo tanto a enriquecer su relación-, un 66,7% de los mismos manifestaron no haber utilizado nunca ninguno.


Sin embargo, según Miren Larrazábal, Sexóloga y Directora del Instituto Kaplan de Psicología y Sexología, “los estimuladores o masajeadores íntimos facilitan las caricias en pareja y amplían nuestras sensaciones jugando con todos los sentidos.” Además, continúa la doctora, “favorecen la comunicación sexual y la complicidad en la pareja y proporcionan motivos para dar rienda suelta a las fantasías”.


Las principales causas por los que la mayoría de españoles no han utilizado nunca un estimulador en sus relaciones íntimas son, en primer lugar, el temor a que la pareja pueda sentirse desplazada (39%), seguido de un rechazo a los productos que existen en el mercado, cuyas formas son demasiado explícitas (38,5%), este motivo resulta evidente en el caso de las mujeres, con un 41,4%, y los murcianos, pues a la mitad de ellos no les convence su forma fálica. El punto de venta (habitualmente sex-shops) también supone un freno para el 29,3% de los españoles, sobre todo en el caso de Baleares, donde al 56,5% de la población le da vergüenza entrar en dichas tiendas.


No obstante, según la Doctora, “este tipo de productos no pretenden competir con nuestra pareja ni ser un sustitutivo. De hecho, muchas parejas que los utilizan habitualmente comprueban cómo su erotismo se enriquece y que les ayuda a potenciar su creatividad sexual”. Y continúa, “utilizarlos en nuestros juegos íntimos, sin temor y sin inhibiciones, puede ayudarnos a reavivar el fuego de una sexualidad apagada durante años”.

Masajeadores íntimos

Un estimulador sensual para utilizar en pareja
De hecho, los encuestados aseguran que si un producto consiguiese eliminar todas estas barreras, el 75,2% se mostraría dispuesto a utilizarlo, sobre todo en el caso de las mujeres (77%), en el grupo de edad de los treintañeros (77,6%) y las personas con pareja estable (76%).


Por estas razones, Philips ha introducido en España su nueva línea de negocio denominada “Cuidado de las Relaciones de Pareja”, una categoría completamente diferente a lo que existe actualmente en el mercado. Con un diseño discreto y elegante, nada explícito, los masajeadores íntimos de Philips han sido creados para utilizar en pareja, con formas y colores sugerentes, concebidos como una extensión de la propia mano, de tal manera que nunca se pierda el contacto de la piel de los dos miembros de la pareja, permitiendo tocar, sentir y comunicarse en una nueva dimensión a través de todas las zonas del cuerpo.

Los Masajeadores íntimos de Philips están pensados para aquellas parejas que, aunque normalmente no utilizan los clásicos estimuladores, están abiertos a compartir juntos nuevas experiencias, explorar vías diferentes y sensuales de estar con su pareja y enriquecer su relación. De hecho, se podrán adquirir de una forma accesible y a través de puntos de venta considerados menos embarazosos para los consumidores.

Según la Dra. Larrazábal, “los masajeadores íntimos de Philips facilitan la exploración de la sensualidad en todo el cuerpo y amplían las caricias más allá de nuestros genitales; por tanto, la pareja se relaja de la presión que supone una sexualidad centrada en el coito como meta final”. Además, “romper con la rutina sexual es importante para mantener unas relaciones íntimas más activas y gozosas con nuestra pareja”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario