Aspirina podria reducir el riesgo de cáncer

Aspirina y otros AINE podrían reducir en un 30% el riesgo de desarrollar cáncer de colon
- Según un reciente estudio publicado en la revista Cancer Causes Control
Un reciente estudio llevado a cabo por investigadores del Instituto Epidemiológico del Cáncer y con el apoyo de la Sociedad Danesa del Cáncer señala que el uso prolongado en el tiempo de aspirina y de otros AINE podría ayudar a reducir en torno a un 30% el riesgo de desarrollar un cáncer colorrectal. Según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica, cada año se diagnostican en España unos 25.000 nuevos casos de cáncer de colon.
Esta reciente investigación, aparecida en la revista Cancer Causes and Control (2009 Jan 3), realizó un seguimiento de 10 años a un total de 51.053 personas, 615 de las cuales desarrollaron un cáncer de colon en este intervalo de tiempo. Los datos resultantes de este análisis mostraron que aquellas personas que habían tomado aspirina de forma diaria presentaban un riesgo de un 30% menor a la hora de padecer un cáncer de colon; datos que también fueron similares en el grupo de aquellas que habían tomado este fármaco durante un periodo de 5 o más años.
De este modo, los investigadores del estudio concluyen que el uso frecuente y prolongado en el tiempo de este fármaco es necesario para alcanzar un efecto protector frente a este tipo de tumor, si bien el uso menos frecuente o menos prolongado no se relacionó directamente con un mayor riesgo de desarrollar un cáncer colorrectal. En cuanto a la dosis, la mayoría de las personas que tomaron parte en este análisis habían tomado comprimidos de aspirina de entre 75mg y 150mg.
Otro de los datos obtenidos muestra que entre aquellas personas que tomaron otros AINE, sólo aquellos con un índice de masa corporal por encima de 25 mostraron una reducción del riesgo.
Existen evidencias de que el uso de aspirina y otros AINE ejercen un efecto protector frente al cáncer colorrectal. Este beneficio parece estar relacionado con la dosis, pero todavía faltan más estudios para establecer cuál sería la dosis óptima y la duración del tratamiento para que se produjera dicho efecto; asimismo, sería necesario identificar a aquellos pacientes que podrían beneficiarse de la terapia con AINE, el tipo de fármaco y la dosis más indicados en cada caso y si el índice de masa corporal también juega un papel relevante en este sentido.
Esta nueva investigación continúa confirmando el papel de aspirina como medicamento que podría prevenir distintos tipos de cáncer aunque esto no significa que se pueda extrapolar de ello el consumo diario de este medicamento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario