el consumo de cocaína en España

La Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) destaca el importante descenso del consumo de cocaína en España entre los escolares

  • Hoy ha hecho público su informe 2008, con datos relativos a 2007
    Los datos de la última encuesta escolar revelan un descenso de más de 3 puntos en el consumo de esta sustancia. En 2007, el 4,1% de los chavales de 14 a 18 años habían consumido cocaína alguna vez en el último año (7,2% en 2004)
  • Frente a estos datos, la JIFE señala un incremento del consumo de cocaína en la UE, donde la prevalencia anual entre los adultos europeos se ha triplicado entre 2000 y 2005
  • Este organismo ya felicitó a España el pasado año por la puesta en marcha del Plan de Actuación frente a la cocaína (2007-2010) e instó al resto de países occidentales a seguir el ejemplo español
  • España encabezó en 2007 el ranking mundial de incautaciones de cannabis, con más de 653 toneladas decomisadas, lo que supone un incremento del 42% respecto al año anterior

19 de febrero de 2009. La Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) ha destacado el considerable descenso del consumo de cocaína registrado en España entre la población escolar. En su informe anual hecho público esta mañana en Viena, la JIFE recoge que en España en 2006 se ha quebrado, por primera vez desde 1994, la tendencia al alza en el consumo de cocaína entre los adolescentes, frenando un crecimiento que parecía imparable para todas las frecuencias de consumo.

Los datos de la Encuesta Escolar 2007 revelan un descenso de más de 3 puntos en el consumo de esta sustancia. Así, el 4,1% de los chavales de 14 a 18 años aseguraba en 2007 haber consumido cocaína alguna vez en el último año, frente al 7,2% de 2004.

El descenso que se registra en España contrasta con el incremento del consumo de cocaína en países como Reino Unido, Italia, Alemania y Francia. Según la JIFE, la prevalencia anual del consumo de cocaína entre la población europea de 15 a 64 años se ha triplicado entre 2000 y 2005. Este organismo estima que en la actualidad 250.000 europeos han consumido cocaína alguna vez en los últimos doce meses.

La JIFE ya felicitó a España el pasado año por los esfuerzos para reducir el consumo de drogas, y de forma muy especial por la puesta en marcha del Plan de Actuación frente a la cocaína (2007-2010) e instó al resto de países occidentales con prevalencias de consumo similares a las de España (Reino Unido, Estados Unidos, Italia o Dinamarca) a seguir el ejemplo español. Este organismo también valoró de forma muy positiva la capacidad de respuesta de España para hacer frente a este consumo.

La Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) es un órgano independiente dentro del sistema de Naciones Unidas, dedicado a velar por el cumplimiento de los tratados internacionales sobre drogas. Está compuesto por 13 expertos mundiales independientes, que trabajan en Viena, dentro de la sede de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD).

INFORME JIFE

La JIFE, que ha realizado su informe con datos de 2007, destaca los siguientes aspectos:

Cannabis.- Sigue siendo la droga de mayor consumo en Europa. Según los datos del Observatorio Europeo sobre las Drogas y las Toxicomanías, el 7% de los europeos de entre 15 y 64 años han consumido cannabis en el último año. La JIFE destaca que entre los jóvenes europeos el consumo es muy elevado y sitúa a España entre los países con mayor tasa de prevalencia para el consumo experimental (en algún momento de la vida), si bien reconoce que entre los adolescentes ha descendido la prevalencia del consumo anual y mensual. Una tendencia de la que el Ministerio de Sanidad y Consumo ya ha informado.

Este organismo también subraya que España encabeza el ranking mundial de decomisos de cannabis, con más de 653 toneladas incautadas, lo que representa un incremento del 42% respecto a 2006.

Cocaína.- Europa es el segundo mercado mundial de cocaína, lo que ha obligado a redoblar los esfuerzos por incrementar las incautaciones, especialmente en la península ibérica, que es una de sus principales puertas de entrada. Entre las rutas por las cuales la cocaína llega a Europa Occidental desde Sudamérica, la JIFE destaca la del África Occidental y una segunda a través de los Balcanes, retomando la vía tradicional de los opiáceos.

Heroína.- La heroína que se consume en Europa procede de Afganistán y llega a través de Rusia o de la ruta de los Balcanes. En 2007, los mayores decomisos de esta sustancia se han realizado en Bulgaria, Rusia y Serbia, aunque las incautaciones se han incrementado en Europa Occidental. Este es el caso de España, donde en 2007 se registró un aumento de la cantidad de heroína decomisada.

En su informe la JIFE alerta del aumento del consumo de heroína entre los jóvenes europeos, aunque reconoce que este hábito se concentra fundamentalmente en los países de la Europa Oriental.

Drogas de síntesis.- La fabricación en laboratorios clandestinos de drogas de síntesis sigue aumentando en Europa central y los países del Este. Paralelamente, se ha registrado un aumento de los laboratorios desmantelados, especialmente en los países del Este. La JIFE señala que el 57% de los laboratorios de anfetaminas desmantelados se encontraba en Rusia. En Europa occidental, Bélgica y los Países Bajos siguen siendo los principales productores europeos de anfetaminas y éxtasis.

Precursores.- Por otro lado, la JIFE señala que el 80% del tráfico ilegal desde Europa hacia Afganistán de un precursor como el anhídrido acético (necesario para la fabricación de heroína) se hizo a través de los países del Este y los Balcanes. Por ello, este organismo pide a los gobiernos de los países de la región que apliquen la Resolución 1817 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, lo que supone aumentar la vigilancia del comercio internacional de precursores, sobre todo del anhídrido acético, y estrechar la cooperación internacional para combatir el tráfico de drogas en Afganistán.

Tratamientos.- La JIFE también destaca que el tratamiento a los pacientes heroinómanos se realiza cada vez con más frecuencia en régimen ambulatorio. De hecho, de todos los tratamientos ambulatorios, un 53% corresponde a pacientes adictos a opiáceos, un 22%, a cannabis y un 16%, a cocaína.

El uso de metadona es otro de los aspectos que se destaca en este documento. Según la JIFE, entre 1997 y 2007, el consumo de metadona se ha triplicado en todo el mundo como tratamiento sustitutivo para la adicción a la heroína. Estados Unidos, Canadá, España, Alemania e Italia son los países occidentales con mayor consumo de metadona. Sin embargo, se registra un considerable aumento de este consumo en China e Irán.

Cooperación Internacional.- El informe destaca el incremento de nuestro país en la cooperación internacional, con el fin de intensificar la lucha contra el tráfico de drogas en África y América. España participó al más alto nivel en la conferencia ECOWAS sobre el tráfico de drogas como una amenaza a la seguridad en África Occidental. Esta conferencia fue organizada por la ONUDD y la Oficina de Naciones Unidas para África Occidental.

En 2007, la JIFE destaca también la labor de asesoramiento y colaboración de España con la Academia Latinoamericana de Criminalística y Estudios Forenses. De hecho, España forma parte del grupo de países que mayores esfuerzos realiza a nivel internacional en el control del narcotráfico, especialmente en América Latina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario