El proyecto DOPKI

El proyecto DOPKI demuestra que un sistema como el español es clave para aumentar las donaciones en Europa

  • Simposio inaugurado por el director general de Terapias Avanzadas y Trasplantes y organizado por la ONT en colaboración con la Fundación MM
  • DOPKI es un proyecto de investigación epidemiológica financiado por la Unión Europea con 1.600.000 euros, cuyo objetivo es buscar soluciones para mejorar la tasa europea de donación y trasplantes
  • El director general de Terapias Avanzadas, Augusto Silva, ha destacado la importancia de este trabajo, liderado por la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) y en el que han participado 16 países europeos, que representan a más del 80% de la población de la UE
  • España, con 34,3 donantes por millón de población (pmp), duplica la tasa de donación de la Unión Europea (16,8). Por detrás, los indicadores oscilan entre los 28,1 donantes pmp de Bélgica y los 1,3 pmp de Bulgaria
  • A 1 de enero de 2008, cerca de 62.000 personas esperaban un trasplante en Europa. De alcanzarse la tasa media española, en Europa podrían efectuarse cada año cerca de 60.000 trasplantes


24 de marzo de 2009.- Si Europa quiere aumentar las donaciones de órganos y mejorar sus indicadores en este campo, tendrá que implantar algunos de los más importantes aspectos del modelo español de trasplantes. Así lo señala el proyecto europeo DOPKI (Improving the Knowledge and Practices in Organ Donation) de investigación epidemiológica, cuyos resultados se han presentado hoy en un simposio internacional organizado en Madrid por la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) en colaboración con la Fundación Mutua Madrileña (FMM).

Ésta es una de las conclusiones que ha subrayado el director general de Terapias Avanzadas y Trasplantes, Augusto Silva, durante la inauguración de este encuentro, que ha contado con la presencia de representantes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Comisión Europea, así como de numerosos expertos nacionales e internacionales. También han participado la representante del Consejo Europeo, Anna Pavlou; el coordinador nacional de Trasplantes, Rafael Matesanz, y el presidente del Consejo Científico de la FMM, Enrique Moreno González.

Para Silva, “este estudio consolida las claves del modelo español de trasplantes”, basado en la equidad, el acceso universal y la solidaridad de los ciudadanos; una legislación moderna, adaptada a las necesidades sociales; una organización de ámbito nacional, como la ONT, y la figura de los coordinadores hospitalarios, artífices de la detección de posibles donantes.

A ello se añaden otros factores, como la evaluación permanente de resultados y los programas de calidad en el proceso de la donación, herramienta implantada en España desde hace años. “La combinación de todos estos factores convierten el sistema español de trasplantes en un modelo no sólo para Europa, sino para el resto del mundo”, ha asegurado el director general de Terapias Avanzadas y Trasplantes.

El proyecto europeo DOPKI es una iniciativa española que se puso en marcha en 2006 para encontrar un procedimiento de estímulo del potencial de donación y evaluar el proceso de la donación, así como ayudar a establecer los límites en el uso de determinados órganos para trasplante. Con ello, se pretendía elaborar recomendaciones que pudieran ayudar a mejorar la actividad de donación y trasplante en la Comunidad Europea.

La Comisión Europea ha financiado este estudio, al que ha destinado 1.600.000 euros. La ONT ha liderado el proyecto, en el que han participado 16 países europeos, que representan el 80% de la población europea y el 80% de toda su actividad de donación y trasplante. Estos países son: Alemania, Austria, Bélgica, Croacia, Eslovenia, España, Francia, Italia, Holanda, Hungría, Luxemburgo, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa y Suiza.

DIFERENCIAS EUROPEAS EN TASAS DE DONACIÓN

Según los datos del Observatorio Mundial de Trasplantes que gestiona la ONT, la tasa media de donaciones en los países de la UE se sitúa en 16,8 pmp, con 8.293 donantes registrados en 2007 en los 27 países de la UE.

Sin embargo, cuando se analizan los índices de donación de los distintos países se detectan grandes diferencias, que oscilan entre los 34,3 donantes (pmp) de España y los 1,3 donantes pmp de Bulgaria, que es el país de la UE con la tasa más baja. Tras España, se sitúan Bélgica (con 28,1 donantes pmp), Francia (25,3), Portugal (23,9) y Austria (22,3).

A 1 de enero de 2008, cerca de 62.000 pacientes estaban en lista de espera para recibir un trasplante en Europa. Los expertos de la ONT estiman que, si Europa alcanzara los índices de donación españoles, cada año podrían realizarse 60.000 trasplantes, frente a los 28.085 que se efectuaron en 2008.

La escasez de órganos es uno de los aspectos que más preocupación suscita a la Comisión Europea. Se estima que 12 ciudadanos europeos mueren cada día en espera de un órgano.

DIRECTIVA Y PLAN DE ACCIÓN EUROPEO

De hecho, la UE desarrollará entre 2009 y 2015 un Plan de Acción para fomentar la cooperación entre los estados miembros en materia de donación y trasplante, que pretende combatir la escasez de órganos y hacer los sistemas más efectivos y accesibles a los ciudadanos. Este Plan de Acción complementará la futura directiva europea encaminada a establecer unos estándares de calidad y seguridad en la donación de órganos, para cuyo desarrollo la Comisión Europea contará con el apoyo español.

En este sentido, Silva ha subrayado que los resultados del DOPKI ponen de manifiesto la necesidad de implantar un sistema organizativo en torno al proceso de donación y trasplante. Éste es precisamente el factor clave que ha posicionado a España ante Europa y el mundo como líder indiscutible en este ámbito desde hace tiempo.

“Estamos en una posición inmejorable -ha subrayado- para aportar nuestra experiencia de cara al desarrollo de la futura directiva europea de trasplantes, en la que trabajaremos durante la presidencia española de la UE, en el primer semestre de 2010”.

CONCLUSIONES DEL PROYECTO DOPKI

El DOPKI ha demostrado que las enormes diferencias en las tasas de donación y trasplantes en Europa se explican sobre todo por aspectos relativos a la organización del sistema en torno a la donación. De hecho, entre las conclusiones de este proyecto destacan las siguientes:

• Elaboración de una Guía de Recomendaciones para el Desarrollo de Programas de Calidad en el Proceso de Donación. Esta Guía se ha construido con la información disponible de los Programas de Calidad existentes en los países participantes y de la experiencia piloto realizada en 30 hospitales europeos.

• Creación de un registro web con información para que los profesionales puedan evaluar mejor a los posibles donantes, lo que evitará la pérdida de órganos susceptibles de ser trasplantados.

• Diseño de una herramienta para evaluar la relación coste-efectividad de cualquier medida para aumentar la actividad de donación y trasplante. Se trata de un instrumento sumamente complejo, pero de gran utilidad para las autoridades sanitarias a la hora de valorar el impacto económico de cada una de las medidas y su relación con las mejoras en salud, calidad y años de vida ganados.

PLATAFORMA TECNOLÓGICA

El proyecto DOPKI ha supuesto asimismo la creación de una plataforma tecnológica. Esta plataforma, al unirse a la de la OMS, asegurará que el conocimiento y la experiencia adquiridos se comparten con otros países del mundo. En la actualidad, la ONT, a través del Observatorio Internacional de Trasplantes, recoge datos sobre donación, trasplantes, listas de espera y datos socio-económicos y sanitarios de 90 países de todo el mundo, entre los que se encuentran los 33 países miembros del Consejo de Europa, y los 13 países iberoamericanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario