NO a la osteoporosis

  • La osteoporosis es uno de los problemas de salud que más afecta a las mujeres
  • Diagnosticar y tratar precozmente la osteoporosis es un aspecto fundamental para evitar sus complicaciones
  • Novartis recuerda a todas las mujeres la importancia de tener unos huesos sanos para continuar con sus actividades diarias

Barcelona, 11 de marzo de 2009 – Siéntete más activa que nunca y di NO a la osteoporosis. Este es el mensaje que Novartis quiere mandar a las mujeres de toda España con motivo del Día Mundial de la Mujer. Como compañía líder en el cuidado de la salud, Novartis se preocupa por la salud de las mujeres y recuerda la importancia de tener unos huesos sanos para continuar con sus actividades diarias y que no les impida desarrollar una vida plena y activa. La osteoporosis es una enfermedad que, según datos de la OMS, afecta aproximadamente a un 30% de las mujeres de más de 50 años.

Siempre junto a la mujer
Desde hace años, la salud de la mujeres es uno de los ámbitos de primordial interés para Novartis. Con la edad, los problemas de salud varían y en el caso de la mujer, las etapas por las que pasa su cuerpo pueden influir decisivamente en su estado de salud tanto anímico como físico. Por ese motivo, es importante ser conscientes de la importancia de la prevención y el cuidado de la salud para llegar a una madurez sana.

La osteoporosis es un trastorno esquelético que se caracteriza por una resistencia ósea comprometida que predispone a la persona a un mayor riesgo de fractura, además es causa importante de morbilidad y mortalidad. Por ese motivo, diagnosticar y tratar precozmente la osteoporosis es un aspecto fundamental para evitar complicaciones futuras. El primer paso en el tratamiento es la adopción de una serie de medidas saludables, que en ocasiones es necesario complementar con un tratamiento farmacológico, cuyo objetivo es prevenir el desarrollo de la enfermedad y reducir el riesgo de fracturas.
La Osteoporosis se produce cuando la tasa de resorción ósea excede la tasa de formación ósea, dando lugar a pérdida neta de la masa ósea. En las mujeres, la pérdida ósea se acelera por la disminución de los niveles de estrógeno asociados con la menopausia, que normalmente se produce alrededor de los 51 años. Esto se traduce en una pérdida de resistencia ósea, causando osteoporosis y un aumento del riesgo de fracturas.
En España, la prevalencia estimada de osteoporosis es de 30-40% de mujeres postmenopáusicas.
En las mujeres, la incidencia anual de fracturas osteoporóticas es mayor que la incidencia conjunta de infarto de miocardio, accidente vascular cerebral y cáncer de mama . Asimismo, el riesgo durante toda la vida de fallecer a consecuencia de las complicaciones de una fractura de cadera es igual que el riesgo de fallecer por cáncer de mama .

La osteoporosis es un problema mundial en crecimiento a medida que la población mundial aumenta y envejece. Hacia el año 2050, se prevé que la incidencia mundial de fracturas de cadera en los varones aumentará en un 310% y en las mujeres en un 240% .
La importancia de la adherencia al tratamiento

El Estudio Mujeres sin Edad -encuesta internacional llevada a cabo por la Fundación Internacional de Osteoporosis (IOF; International Osteoporosis Foundation) y la Asociación Internacional de Mujeres Médicas (MWIA: Medical Women’s International Association), con la colaboración de Novartis indica que el 70% de las mujeres ha dejado de tomar una dosis accidentalmente o, lo que es peor, deliberadamente, alguna vez

Aunque existen desde hace años diferentes fórmulas en el mercado que varían según su eficacia, perfil de efectos secundarios y vías de administración, es importante elegir aquel tratamiento que ofrezca mejor adherencia y un método de administración más simple.

Hoy pueden encontrarse en el mercado una gran multitud de tratamientos para la osteoporosis, como los orales semanales, mensuales y trimestrales. El paciente también pude optar por un tratamiento anual, Aclasta® (ácido zoledrónico 5 mg.), que se administra como una perfusión intravenosa (i.v.) una vez al año durante 15 minutos, siendo la primera y única terapia autorizada de uso anual para el tratamiento de la osteoporosis posmenopáusica y que ofrece al paciente una mayor autonomía e independencia, no teniendo que pensar de nuevo en la medicación hasta el año siguiente. Además, ese recordatorio lo realiza el hospital, por lo que no existe riesgo de olvido en la toma.

Aclasta® es un bisfosfonato con una estructura molecular novedosa que dota al producto de una afinidad de unión al hueso más potente y duradera que la de otros bisfosfonatos6

Es necesario que entre médico y paciente exista una relación abierta para que puedan juntos elegir el tratamiento que mejor se adapte al estilo de vida de este último. La finalidad no es otra que la de reducir el número de abandonos, y por tanto la desprotección a la que se exponen los pacientes cuando dejan el tratamiento
Este comunicado contiene ciertas informaciones anticipadas sobre el futuro, concernientes al negocio de la Compañía. Hay factores que podrían modificar los resultados actuales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario